Y volvió a ganar la cabra

Por el may 23rd, 2011 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Cuatro años después, dos alcaldes después, dos plazas del ayuntamiento después y muchos millones de euros después, “La Cabra” ha vuelto a ganar las elecciones en Pozuelo.

Tal y como estaba previsto, doña Paloma Adrados será alcaldesa. Como decimos en este pueblo, “si hubiesen puesto de cabeza de lista, por el PP, a La Cabra de la Legión, ella sería la alcaldesa”. Pozuelo es así. Nos da igual Gürtel, la deuda astronómica, los elevados impuestos, las docenas de asesores, o los parques en Las Cárcavas. Aquí más del 99 por ciento de sus residentes no es capaz de adivinar el nombre y primer apellido de su alcalde, pero gana siempre con más del 60% de los votos. Es lo que se llama un coto, más bien un bastión, del Partido Popular.

Después de toda esta crisis local, el coste para el PP se reduce a dos concejales menos, cuatro o cinco puntos menos, o unos pocos miles de votos menos. Da igual. Quien realmente ha pagado su ineptitud –y su política nacional- ha sido el principal partido de la oposición, el PSOE, que ha tocado fondo: 16% de los votos, 4 concejales. Tienen trabajo hasta recuperar los 9 ó 10 que un día tuvieron. Un partido a la deriva en España, una fuerza casi marginal en Pozuelo.

La gran alegría de estos comicios nos la ha proporcionado UPyD que, en sus primeras elecciones en nuestro municipio, ha conseguido casi el 11% de los votos y 3 magníficos concejales, por los que nadie apostaba. Ha habido una parte importante de sus votantes que en la Comunidad han votado al PP y en Pozuelo a UPyD. Muy importante en un pueblo en el que casi nadie recuerda un concejal de una tercera fuerza sentado en el Salón de Plenos. Creo que se llamaba Jesús Mora, de Independientes, o algo así. José Antonio Rueda y otros dos concejales de la formación de Rosa Díez, velarán por la oposición que, hasta la fecha, no había hecho el PSOE. Un premio y un castigo, ¡cómo debe ser!

También vuelve al ayuntamiento, después de muchos años, Izquierda Unida, quitándole al alcanzar el 5% y por un puñado de votos, un concejal al Partido Popular, lo que no deja de ser simbólico.

Y poco más. Poco precio en definitiva para tanto desmán. Subió la abstención, la diferencia entre quienes no quieren votar al PP en Pozuelo, pero sí que votan al PP en la Comunidad de Madrid. En cualquier caso, ¡qué más da! Pueden volver a arruinarnos, quebrar el ayuntamiento o hacer otro Gürtel en otras Cárcavas: ¡volvería a ganar La Cabra!

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.