¿Recuperamos el Día del Amor Hermoso?

Por el may 7th, 2016 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Veo en la revista municipal VIVE POZUELO número 136 que en la noche del 30 de abril-1 de mayo la Asociación Cultural la Poza salió por las principales calles del pueblo para rondar a señoras cuyos familiares así lo hubieran solicitado. (Me consta que los integrantes masculinos de la rondalla -buena gente, de mi generación y algunos amigos míos- no están para muchas rondas, así que el que lo hayan hecho tiene su mérito). A tal jolgorio esa revista lo llama Los Mayos.
Veo también que los días 6 a 8 se celebran las fiestas de San Gregorio en Húmera. Que el domingo 15 de mayo tienen lugar diversas actividades en la avenida de Europa con motivo del Día Internacional de la Familia y que otro domingo, el día 29 se celebra un Día del Niño.
No tengo nada que decir del Día Internacional de la Familia y del Día del Niño. No son fiestas propias de aquí. De las otras dos, que sí son fiestas locales, más de una ignorada quiero decir algo.
Pero antes de ese decir algo permítaseme una rotunda afirmación: detrás de las fiestas locales, de todas las fiestas locales, está la Asociación Cultural La Poza. Ninguna institución en nuestra villa, ni siquiera el ayuntamiento, pone tanto empeño e incluso acierto en mantener las tradiciones pozueleñas. Vaya, pues, por ello mi felicitación y aplauso para La Poza.
Y entro en materia. Hace ya mil años, en mi prehistoria, tuve el honor y el placer de coordinar un libro sobre Pozuelo escrito por los profesores doctores don Alfonso González Ubanell y don F. Javier Haering, el cronista de la villa Carlos Hernández Fernández del Valle y yo mismo. Fue un encargo de la concejala de Educación doña María Luisa Grande financiado por el ayuntamiento que presidía el alcalde doctor don José Martín-Crespo (en alguna ocasión he dicho y vuelvo a repetirlo que ha sido el mejor alcalde de Pozuelo de le época moderna). Hubo varias ediciones, en la última se incluyeron las partituras de la música tradicional de Pozuelo que nos facilitó la Asociación La Poza. Creo, sin modestia y sin jactancia, que a pesar de las limitaciones de espacio que se nos impusieron para no encarecer la edición es el mejor y más variado libro que se ha escrito sobre nuestra villa. Hablábamos de todo, incluidas las fiestas.
Para documentarme sobre las fiestas entrevisté a bastante gente del pueblo con muchas generaciones pozueleñas detrás. Recuerdo a la señora Blasa, a la señora Carmen la de Mantita, a los hermanos Martín, a unos De la Guerra, a Isidoro el carpintero,… Todos se fueron ya. ¡Dios mío, que solos quedamos los vivos!
Entre las fiestas de carácter puramente secular estaba la llamada “Las rondas”. Se celebraba entre los días 30 de abril y 2 de mayo. Durante ellas los novios o pretendientes de las mozas pagaban una rondalla para que fuera a rondar (rondalla viene de rondar) a la moza anhelada. El que ahora, en las mismas fechas se ronde a señoras y a eso se llame Los Mayos como que no corresponde con la tradición. Primero: porque quienes hoy rondan son gente mayor y quienes deberían hacerlo serían los chicos jóvenes aunque con el peligro que la policía municipal los denunciara por meter ruido a deshoras. Y segundo: porque quienes defienden la tradición -yo entre ellos- debieran saber que las damas antes tenían su propio día, el 31 de mayo, llamado entonces Día del Amor Hermoso. Se trataba de honrar a las madres: baile familiar -sobre todo hijos con madres- en la plaza (hoy plaza de la Coronación) si el tiempo era apacible o en los salones de la siempre acogedora sociedad La Inseparable si el sol estaba escondido, regalos, carantoñas… y, sobre todo resaltar, hacer ver el más hermoso de los amores, el amor materno-filial… Los solterones e iconoclastas llamaban a esa fiesta Día de las Viejas. (Por cierto: se dice que la más que centenaria La Inseparable tiene hoy graves problemas económicos; espero que ni los socios, el ayuntamiento, las otras asociaciones, ni quienes amamos nuestra villa la dejemos caer).
Sugiero a la muy admirada Asociación Cultural La Poza que si quiere seguir celebrando lo que ella llama Los Mayos que lo haga, pero sobre todo que recupere el Día del Amor Hermoso. No creo que haya muchos lugares en España donde se celebre algo tan justo y de nombre tan poético dedicado a los seres más inteligentes, bellos y necesarios de la creación (léase: madres o mujeres en general).
En cuanto al Día de San Gregorio. La festividad de San Gregorio Nacianceno es el día 9 de mayo. El que como éste año ese día cae en lunes que es un día laborable la fiesta se celebre el día anterior, es normal.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.