Perfil (político) bajo

Por el ene 21st, 2014 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Ya sabíamos que la legislatura central de la crisis no daría para muchas alegrías, pero la mayoría de quienes en este municipio nos preocupamos algo por la política esperábamos algo más. Lo previsible era que éstos fueran cuatro años de gestión, esto es, ejercicios de limpieza en el Ayuntamiento y de ajuste de las cuentas, de transparencia y de arreglar los desaguisados previos. Incluso puede que hubiese también quien esperase que el Ayuntamiento hubiese sometido al microscopio todos los contratos firmados durante las dos legislaturas anteriores, sospechosos todos ellos de haber alimentado las finanzas suizas de Gürtel.

Sólo se ha hecho la primera parte. La alcaldesa y su equipo de paracaidistas han dedicado estos cerca ya de tres años en el Consistorio a adelgazar la gruesa administración local del municipio y a cortar sin contemplaciones los gastos que han entendido innecesarios. Nada han querido saber de lo anterior amparándose en la cómoda fórmula de que hay una investigación judicial en marcha. Investigación sobre la que los miembros del Consistorio no se pronuncian nunca a pesar de la reiteradas revelaciones del juez Ruz que de forma constante ven la luz a través de los medios de comunicación. El PP podía haber encargado su propia investigación municipal bien poniéndola en manos de alguna consultora bien a cargo de los propios funcionarios bajo la supervisión de alguna persona de confianza de la alcaldesa. Ruz se lo habría agradecido.

Su gestión hasta ahora se ha parecido a la del administrador profesional que ignorándolo todo de dentro viene de fuera para clarificar las cuentas con la esperanza de que su labor le proporcione un nuevo empujón para arriba. Nadie lo reconocería en público -algunos lo dicen sin disimulo en privado- pero la alcaldesa y su equipo paracaidista nunca se han encontrado a gusto entre los pozueleros. No se trata de negar su omnipresencia o dedicación. Allí donde hay algo que inaugurar o que contar está la alcaldesa y, en las contadas ocasiones que no es así, alguien muy cercano. Siempre hay una cámara para retratarlos.

Ahora, 16 meses antes de las elecciones, llega la hora del futuro. ¿Tiene Adrados un proyecto para Pozuelo de cara a los próximos diez años? Porque la sensación que transmite es que, casi tres años después de llegar, la alcaldesa y lo suyos están de paso. Es muy probable que como humilde observador vecinal me equivoque en mi apreciación y tengamos alcaldesa para rato, pero ya hay quienes dentro del PP han comenzado a hacer quinielas sobre quién será el próximo candidato.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.