Padres e infractores matinales

Por el sep 14th, 2010 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

No termino de comprenderlo. Me produce un enorme estupor ver a padres que, acompañados de sus hijos, muestran el más absoluto desprecio por las más elementales normas de convivencia social. Me explico.

Por circunstancias familiares, me ha tocado en suerte llevar estos dos primeros días de curso a mis nietos al colegio. Van al Príncipes de Asturias, en la calle Atlántico de la colonia Benítez. El pasado mes de junio, recién terminado el curso, las autoridades municipales adoptaron la decisón de hacer la calle como de dirección única. Decisión que no terminó de gustar a muchos vecinos…

El caso es que es de sentido único. Y, sin embargo, tanto ayer como esta mañana una quincena de padres ha circulado por ella en dirección prohibida con pleno desprecio por su seguridad y la de sus hijos y con la impunidad de saber lo extraña que es la prensencia de policías municipales en la zona.

Y no lo entiendo. No comprendo como a estas alturas de la vida y en un lugar de gente instruida como Pozuelo todavía hay padres cuya primera lección del día para sus hijos es que señales de tráfico tan relevantes como prohibido circular se pueden interpretar a su capricho. ¿Cómo van a enseñarles normas de convivencia que ellos mismos pisotean de buenas a primeras?¿No han entendido el esfuerzo de todo el sistema educativo está haciendo por senseñar en valores? En esos valores que ellos se pasan por el… en cuanto no les va bien.

Tampoco entiendo la actitud de la Policía Municipal. Parece lógico que, sabiendo como saben que existe gente que las cosas de esta forma, no hagan el mínimo esfuerzo por hacer notar con su presencia la existencia de la nueva ordenación. ¿Tanto cuesta poner allí un policía de 8,50 a 9,05 horas hasta que la gente se acostumbre a dar la vuelta a la manzana? Por cierto, se tarda menos de un minuto en dar esa vuelta.

La infracción es incomprensible. La ausencia de la Policía es censurable.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.