Mensajes de cambio

Por el oct 7th, 2011 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Vivimos en un lugar privilegiado. Como bien saben mis lectores, parte de mi trabajo lo realizo viajando por el mundo. Esta vez, mi columna de Mirador la escribo en Seúl, en Corea del Sur. Desde esta distancia, desde el Lejano Oriente, Pozuelo-Madrid-España, se ven muy distintos. Los pequeños detalles se desdibujan y se perfilan claros los grandes trazos. Aunque no siempre somos conscientes, sabemos que vivimos en un lugar privilegiado. Aquí, en Seúl, la mayoría de las personas viven en colmenas de treinta plantas. En un lugar como la avenida de Europa habría 200 bloques de estos, y vivirían más de cien mil personas. En Pozuelo están prohibidas las edificaciones de más de cuatro plantas. Vivimos en un lugar privilegiado.

Como quiera que sabía que me iba a pasar mucho tiempo en aeropuertos y aviones, me he traído el ejemplar que me han buzoneado en casa de la revista Vive Pozuelo. Como brazo armado de la comunicación de la corporación municipal, me interesaba analizar cuáles eran los mensajes del nuevo equipo. Y la verdad es que viene con, al menos, dos potentes mensajes. La comunicación nunca es inocente. Y mucho menos la comunicación política.

El primer mensaje que yo percibo en la revista municipal es el de la austeridad. Soplan fuertes vientos de crisis; la gestión de las legislaturas anteriores dejó la caja arrasada; y la percepción de la gente es que los políticos dilapidan los recursos públicos, que proceden de nuestros impuestos. El nuevo equipo de gobierno ha reducido considerablemente el formato de la revista, lo que supondrá un ahorro muy importante en sus costes. Normalmente, los políticos no suelen reducir el gasto en comunicación ni en tiempos de crisis. Porque la política no es nada sin la comunicación. Pensemos, por ejemplo, que se podría ahorrar todavía más eliminando la revista. Pero no. Se ahorraría más, pero la mayor parte de la gente no percibiría ese mensaje de ahorro. Viendo la revista, convertida en un folleto, todo el mundo percibe que algo ha cambiado, que se está ahorrando.

El segundo mensaje que contiene la revista, está en el interior de ella. Una maquetación nueva, una nueva forma de organizar y presentar la información. Lo primero que llama la atención es que hay menos fotos del tipo que yo denomino “¿Dónde está Wally?”. Nada que le guste más a los líderes políticos que salir en todas las fotos. Nuestra alcaldesa sale en muchas de ellas, pero nada comparable al despliegue ¿enfermizo? de anteriores alcaldes, presentes en el 95% de las fotos que contenía su revista. Aún así, ni el 10% de la población de Pozuelo era capaz de reconocerles. Pero el principal cambio que trae la revista, va más allá de una nueva composición. Se trata de un nuevo enfoque, más cercano y más centrado en el ciudadano. Informaciones que, desde el punto de vista periodístico, se denominan “de interés humano”, que ponen el foco en las personas que viven en Pozuelo, que es el nombre que tiene la revista.

Saben bien mis lectores que no me gustan los medios públicos. En una sociedad libre y desarrollada, creo que los medios de comunicación deben ser iniciativas ciudadanas, privadas  y empresariales. No centros de derroche de dinero público, tutelados por un poder político paternalista, que los utiliza siempre en beneficio propio. Pero reconozco que estos cambios me han sorprendido y que, además, me han gustado. Esta revista, a pesar de ser más sencilla, es muchísimo mejor revista que la anterior, y que la anterior de la anterior. Aunque no me guste que se gaste nuestro dinero en esto, es un mejor producto. Está mejor hecha y está mejor enfocada. Técnicamente.

Esperemos que estos dos nuevos mensajes  de cambio que contiene Vive Pozuelo, se mantengan en el tiempo, y no sean flor de un día, ni buenas intenciones de comienzo de legislatura. Austeridad y enfoque en el ciudadano, son dos valores políticos atractivos, y dos buenos mensajes que nos manda el nuevo equipo de gobierno. La revista municipal ha de estar al servicio del ciudadano, y nunca para mayor gloria y mejor imagen del alcalde de turno. Eso debe hacerse con el presupuesto del partido, no con el del municipio.  Esperemos que no sean solo mensajes de cambio sino que, además,  se traduzcan también en acciones de cambio en la gestión de nuestro querido Ayuntamiento.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.