Maltrato a los animales e inoperancia del Ayuntamiento

Por el jun 11th, 2013 y publicado en Cartas al Director. RSS 2.0.

Hemos vuelto a las andadas. Parecía que tras denunciar el caso en su periódico y en la televisión autonómica hace unos meses la cosa había cesado, pero no; sólo ha cambiado el método… Hace unos meses, varios vecinos del casco antiguo de Pozuelo denunciábamos la exterminación mediante envenenamiento de animales callejeros a manos de un sinvergüenza al que parecían molestarle, y que repercutía también en la muerte de animales domésticos que paseaban tranquilamente con sus dueños. Se puso en conocimiento del Ayuntamiento, sin haber recibido noticia alguna de su parte a día de hoy (14 meses después). Pero parecía que todo se había calmado, que dejaban de aparecer animales muertos y que las denuncias en los medios de comunicación habían dado su fruto…

Pero no. Desde hace varias semanas, los vecinos que paseamos por la zona de la parroquia, sacamos a nuestras mascotas o jugamos en la calle con nuestros hijos, hemos empezado a ver animales muertos (palomas, gorriones, urracas…) y a escuchar perdigonazos, que en más de una ocasión han impactado en nuestros propios animales. Esta mañana, mientras el dueño de una de las mascotas de la zona estaba en la calle, ha escuchado una vez más un tiro y ha visto caer a una paloma, herida en un ala. Inmediatamente ha avisado a la policía, presentándose seis agentes de Policía Nacional (porque de los Municipales ni rastro) en poco más de un minuto. Al menos hemos sido testigos de un hecho positivo: Hemos comprobado que uno de los cuerpos de seguridad de nuestra localidad sí es de fiar…

Posteriormente, varios vecinos han recogido a la paloma, y han intentado contactar con el servicio de recogida de animales del Ayuntamiento. Una vez superadas las dificultades para contactar con ellos, han respondido que no se iban a hacer cargo del animal, (casi nos recomendaban “tirarlo a la basura”, vivo como estaba…); su única solución ha sido que contactasen con el GREFA de Majadahonda, quienes sólo se ocupaban de la paloma si era de una determinada especie (parece que para salvar la vida a un animal éste debe tener una etiqueta de raza en el culo, que si no es indigno). Los vecinos, amantes de los animales y ya bastante hartos del trato que estaban recibiendo, han acudido, ni cortos ni perezosos, al Ayuntamiento con la paloma, que han dejado allí delante de un concejal de la oposición, a ver si a la alcaldesa se le ablanda el corazón al ver a su “tocaya” malherida y decide tomar cartas en el asunto. Parece mentira que un pueblo como el nuestro, que tanto se preocupa por el entorno, el ecologismo, los jardines con arbolitos que cuestan un ojo de la cara y los parques forestales no se preocupe de las especies que moran en ellos. Y ya no sólo pensando en estos animales… ¿Qué pasará el día que un perdigón alcance a un niño? ¿Entonces nos echaremos las manos a la cabeza?

Por nuestra parte, los vecinos vamos a seguir dando guerra… Ya está bien de tomar el pelo a los que vivimos en la zona antigua del pueblo. Tenemos sospechas más que fundadas de quién es la persona que está cometiendo estas atrocidades y no vamos a parar hasta poder demostrarlo, pero es el Consistorio quien se tiene que preocupar de poner fin a esto.

¿O vamos a esperar a tener, como hace varios años en otra zona del centro, varios heridos humanos para tomar cartas en el asunto?

Y para finalizar, como nota positiva, una vez más GRACIAS a la Policía Nacional por su atención inmediata.

Pedro González

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.