Malestar vecinal por la atracción que genera un edificio abandonado en la calle Campomanes

Por el feb 9th, 2014 y publicado en Destacado. RSS 2.0.

Es uno de los pocos esqueletos inmobiliarios que la crisis ha dejado en Pozuelo. Un edificio a medio construir que sus propietarios han abandonado por falta de recursos. Está en el final de la calle Campomanes, en la zona del Pueblo donde arranca la carretera hacia Majadahonda. El problema es que está comenzando a convertirse en refugio de indigentes, lugar de reunión para el botellón e incluso algunos vecinos sospechan que para el consumo discrto de drogas.

Vista general del edificio abandonado en la calle Campomanes

El Ayuntamiento ya está al tanto. Y, sin embargo, hasta ahora muy poco o casi nada se ha hecho. La primera decisión del municipio fue la de notificar al propietario para que procediese a cerrar los accesos del edificio, cortando así de raíz su utilización como refugio. El problema surgió tratando de averiguar la identidad de las personas que representan a la empresa constructora. Nadie parece hacerse responsable del esqueleto. No se ha podido notificar a nadie la situación.

Acceso al edificio abandonado en la calle Campomanes

Ante el vacío, el Ayuntamiento decidió instalar una valla para limitar el acceso. El problema es que la valla era tan poca cosa que, como en el cuento de los cerditos, a poco viento que sopló salió volando. En la fotografía tomada ayer puede verse como la valla está en el suelo.

Entre los vecinos crece la preocupación. No sólo por la invasión del espacio privado y su utilización, sino porque puede ser foco de algún accidente grave. Dado que no están acabadas las escaleras ni hay tabiques, parece el escenario idóneo para cualquier clase de accidente. Especialmente entre quienes puedan imitar a los artistas que ya han decorado profusamente el tejado del edificio como se puede ver en fotografía superior.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.