Los policías abandonan su huelga de multas a la japonesa

Por el may 18th, 2011 y publicado en Actualidad. RSS 2.0.

Los policías municipales de Pozuelo decidieron ayer abandonar su huelga de multas a la japonesa o, como ellos prefieren llamarlo, el trabajo a reglamento. La avalancha de protestas llegadas hasta la concejalía de Seguridad y la indignación de decenas de vecinos por toda la localidad han sido suficientes para frenar el atropello que estaban cometiendo numerosos agentes.

En su celo por presionar a los dirigentes municipales, un grupo de policías decidió acudir a la calle donde reside la candidata a la Alcaldía por el PP, Paloma Adrados, donde denunciaron a varias decenas de coches aparcados sobre las aceras. Cual no fue su sorpresa al descubrir al día siguiente que se habían equivocado de calle.

Ni cortos ni perezosos, los agentes decidieron regresar y volver a la calle donde vive Adrados para multar a otros muchos coches aplicando el reglamento de forma estricta. Generando así una extensión del malestar entre los vecinos. Las multas son de hasta 200 euros por aparcar sobre espacios reservados a los peatones.

Ayer el conflicto se acentuó con los sacerdotes y dos agentes discutieron con los párrocos por las sanciones impuestas en un recinto privado de la parroquia en el Pueblo.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.