Los pies, fuente de bienestar

Por el mar 2nd, 2011 y publicado en Vida Natural. RSS 2.0.

La Reflexología podal es una técnica de masaje manual basada en el principio de los “reflejos“, entendiendo por reflejo:

1. Tanto el punto en los pies que se corresponde con una región/órgano/glándula/músculo etc, del cuerpo.

2. Como la respuesta involuntaria a un estímulo o, lo que es lo mismo, reacción de un órgano/glándula/músculo ante el citado
estímulo.

Los puntos clave de los pies

Los puntos clave de los pies

La capacidad del masaje reflejo para conseguir ese efecto, radica en que mediante la presión ejercida con las manos sobre los pies se
trasmiten impulsos nerviosos al cerebro, el cuál “sabe” descodificar los mismos para dar las órdenes precisas a la zona afectada para
que inicie su auto-curación, mediante la recuperación del equilibrio energético previamente perdido.

Entre los innumerables beneficios que se pueden experimentar con la reflexología podemos destacar: mejora la circulación. Dado que el estrés habitual en la vida cotidiana y la tensión mantenida en el tiempo, como consecuencia del esfuerzo de adaptación al citado estrés, fuerzan el sistema cardiovascular, restringiendo el flujo de la sangre: la circulación se vuelve perezosa, por lo que la activación a través del masaje en los pies ayuda a
aliviar y corregir esas anomalías. Reduciendo el stress y la tensión, la reflexología permite a los millares de vasos cardiovasculares llevar el
flujo de sangre más fácil y naturalmente.

Limpia el cuerpo de toxinas e impurezas. Sabiendo que los sistemas propios de limpieza son el sistema linfático y excretorio, los cuales,
con el sistema tegumentario (nódulos linfáticos, riñones, colon, piel) eliminan las toxinas e impurezas y que, en general, llevaos una
inadecuada calidad de vida (escaso reposo, ritmo acelerado del día a día, alimentación deficitaria en nutrientes, falta de ejercicio, pocas
horas de descanso, etc); estos sitemas –linfático y excretorio- se bloquean o su función se hace anómala. De este modo, las toxinas
y los residuos se acumulan en las células. Llegado este punto, la reflexología equilibra la totalidad del sistema mejorando todas las
funciones de eliminación corporal. Por ello, la reflexología nos permite para conservar el cuerpo sano y armonioso.

Actúa como tratamiento preventivo. Recordar, en este sentido, que la prevención es el acto más importante que podemos hacer para
mantenernos a salvo de los peligros de nuestro medio: cansancio, fatiga, aditivos químicos, agua contaminada, radioactividad, pobreza
del aire.

En todo caso, la reflexología beneficia por la facilidad de su práctica tanto como por lo grato que resulta para la persona masajeada. Una
sesión semanal o quincenal garantiza de forma notable mejorar nuestro día a día.

Si necesita mayor información los profesionales de EYTA (con sede en COSECHA DE OTOÑO) atenderán sus dudas. www.eyta.net y
www.herbolariosyproductosnaturales.com

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.