La política de los detalles también importa

Por el nov 9th, 2011 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

El pasado lunes los periodistas informaban sobre el aspecto de los dos candidatos que debatían en televisión para dilucidar cuál de los dos merecía la confianza de los españoles para ser el próximo presidente del Gobierno. Su aspecto era sobrio. Traje azul oscuro y corbata en el mismo tono. La política de los detalles transmite mucho, mucho más de lo que uno se imagina.

MIRADOR publica la carta del ex jefe de prensa del grupo municipal de UPyD José Luis Ruiz en la que éste deja entrever algunos de los motivos de su dimisión sólo seis meses después de que su partido obtuviese el espectacular resultad de tres concejales en Pozuelo. Ruiz se va porque quienes él creía sus compañeros en la regeneración de la política han tardado sólo seis meses en aceptar algunas de las nímias prebendas de las que disfrutan los cargos electos de Pozuelo. No son cosas de gran valor económico: un teléfono y sus facturas o una plaza de aparcamiento… ambas cosas a disposición de muchos trabajadores españoles por cuenta de sus empresas. Son, por así decir, herramientas de trabajo que hacen más fácil la vida. Como lo es el coche oficial del que disfrutaban los concejales del Ayuntamiento de Madrid y a los renunciaron los concejales madrileño de UPyD.

Lo hace Ruiz porque esos mismos concejales que ahora aceptan una plaza para aparcar sus coches son los mismos que durante la campaña criticaron esos pequeños privilegios y que se conjuraron para combatirlos. Los mismos que hace sólo siete meses pensaban que lo honrado en política era renunciar a esa plaza para ir andando al Ayuntamiento, que querían caminar las calles del pueblo a diario y hablar con sus vecinos para que no les sucediese como a muchos concejales delegados del PP, que viven en otros municipios y trabajan en el Ayuntamiento de Pozuelo como podrían hacerlo en una empresa energética o una multinacional de la alimentación.

Lo hace Ruiz porque no puede soportar la decepción personal. Bienvenido a la realidad.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.