El saqueo de Pozuelo

Por el mar 1st, 2013 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Hace sólo unos pocos días hemos sabido a través de un auto firmado por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que se acusa al ex alcalde Jesús Sepúlveda de haber cobrado algo más de medio millón de euros a cambio de contratos a las empresas que solicitaban la intermediación de Francisco Correo, cabecilla de la tristemente popular Trama Gürtel. La noticia me ha movido a la reflexión.

Con todas las precauciones de la causa no juzgada, pero con todos los indicios que en el sumario existen, he llegado a preguntarme por qué el Ayuntamiento de Pozuelo no está personado en este caso como acusación particular. Porque, digo yo, si como apunta el juez el señor Sepúlveda cobró un dinero a cambio de adjudicar obras a tales o cuales señores, los adjudicatarios elevaron artificialmente el precio de las obras para recuperar el dinero de la corruptela en cuestión. Esto es, que el medio millón de euros que, según Ruz, Correa le dio para que adjudicase las obras a tal o cual empresa lo hemos terminado pagando los vecinos de Pozuelo.

Y puesto que los pozueleros tenemos la suerte de de saber con nombre y apellidos quien podría haberse forrado ilegalmente a costa nuestra, ¿no sería lógico que quienes nos representa, nuestro Ayuntamiento, se personase en la causa y solicitase a susodicho Sepúlveda que devuelva a las arcas públicas el dinero que fue a parar a sus bolsillos?

El colmo sería que dentro de un par de años más de instrucción, se juzgase el caso, se declarase culpable al ex alcalde y al final la indemnización incluida en la condena no regresase a los bolsillos de sus legítimos propietarios que somos los vecinos de Pozuelo. Además, se da la circunstancia, de que, como no podía ser de otra forma, nuestro Ayuntamiento dispone de unos estupendos servicios jurídicos que nos ahorrarían tener que pagar a un bufete para acudir a cuantos actos sean precisos en la Audiencia Nacional.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.