El otoñal Castañar de El Tiemblo

Por el oct 31st, 2010 y publicado en Motor y Viajes. RSS 2.0.

El otoño depara muchas y agradables sorpresas en el paisaje. Y uno de sus indudables tesoros es el Castañar de El Tiemblo (Ávila). No sólo por la caída de las castañas, sino muy especialmente por tonos amarillos y rojizo que adornan las hojas de los castaños. Internarse en el castañar es un precioso viaje de los sentidos que transporta y vacía la mente.

El Castañar de El Tiemblo a finales de octubre

El Castañar de El Tiemblo a finales de octubre

Bastan unos cuantos pasos para sentirse rodeado por un aroma húmedo, profundo. Pero, sobre todo, la tormenta de tonalidades desborda la capacidad de observación del esxcursionista. Que toma la cámara e intenta atraparlos para poder descomponerlo o, al menos, recordarlos. No es fácil.

Vista desde una de las cumbre del Castañar de El Tiemblo

Vista desde una de las cumbres del Castañar de El Tiemblo

Merece la pena auparse hasta alguna de las cumbres para dejarse atrapar por la belleza del valle. Si, además, la combinación de nubes y rayos de sol nos regala un arcoiris como el de la fotografía, la contemplación es completa.

A modo de sencilla guía apuntar que El Tiemblo está a sólo uno docena de kilómetros de San Martín de Valdeiglesias. Que cobran 6 euros por coche y dos por adulto por acceder y que, aunque hay gente, no da sensación de muchedumbre. Al contrario, basta adelantar unos pasos para perder al resto de paisanaje. No hay aglomeración por las pocas mesas de las áreas recreativas ni decenas de carteles prohibiendolo casi todo. Una bonita jornada otoñal.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.