El Metro Ligero no termina de convencer y transporta la cuarta parte de los viajeros previstos 6 años después de su entrada en funcionamiento

Por el jun 3rd, 2013 y publicado en Destacado. RSS 2.0.

Es vistoso y moderno. Pero no convence como transporte público masivo. Cualquier que haya usado el Metro Ligero Oeste lo sabe. Y las cifras oficiales lo corroboran. En 2012, Metro Ligero Oeste, que gestiona las líneas de Pozuelo y Boadilla, realizó siete millones de trayectos; menos de la cuarta parte de lo previsto. De hecho, la Comunidad de Madrid le pagó a la empresa lo mismo que si se hubiesen realizado 15 millones de viajes en virtud del convenio suscrito entre la Administración madrileña y la empresa concesionaria.

Uno de los tranvías del Metro ligero oeste

Uno de los tranvías del Metro ligero oeste

Tal y como explica el diario El País, el proyecto arrancó en 2004 con unos cálculos que cifraban el transporte de viajeros en 2012 en unos 22 millones. Casi diez años después, el cálculo se antoja una auténtico disparate que ha llevado al consejero de transportes a anunciar una renegociación del contrato.

Desde el comienzo se vio que el Metro Ligero no se había programado ni en los trayectos con más demanda ni entre destinos lógicos. Y, sin embargo, nadie protestó en la época de los grandes desarrollos y las grandes inversiones. Era un proyecto personal de Esperanza Aguirre que entonces puso en marcha la que era consejera de Transportes y hoy es presidenta de Castilla La Mancha, Dolores de Cospedal. En Pozuelo y Boadilla gobernaban Jesús Sepúlveda y Arturo González Panero, ambos imputados actualmente en el caso Gürtel.

Ahora el problema es que la insfraestructura es demasiado cara y que la gente no sube en cantidad suficiente como para rentabilizarla. ¿Qué hacer?

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.