El futuro congelado

Por el dic 3rd, 2013 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Sólo quienes sacan a sus perros cuando el termómetro marca bajo cero podrán comprender el extraño divagar de mis pensamiento. La otra noche paseando al mío, a mi perro no a mi pensamiento, fui consciente de hasta qué punto el Consistorio ha reducido la luz en el parque de Las Cárcavas. En más de la mitad del recinto no se ve absolutamente nada. En una pequeña parte apenas unas luces dejan adivinar la silueta del que viene de frente. No queda dinero ni para la luz, pensé antes de recordar que el Ayuntamiento había ahorrado el año pasado nada menos que 9 millones de euros. ¿Entonces?

Después me vino a la memoria que ese mismo parque nos costó a los vecinos la nada desdeñable cifra de 10,5 millones de euros -admito que lo he tenido que buscar en el archivo de Mirador-, el doble de lo que estaba presupuestado. (¿Se imagina que le dan un presupuesto para una reforma en casa y cuando terminan le dicen que el precio se ha doblado?). El parque es bonito, sí, mucho más que el descampado que había antes. Hay poca gente, muy poca. Personas con perros, como yo, algún que otro ciclista de camino a no se sabe dónde, y poco más. Las zonas recreativas con columpios llevan meses esperando que alguien las repare rodeadas de un extraño precinto. Será por eso que lo cuidan poco… porque hay poca gente, pensé para mí mismo.

La luz de las farolas que afortunadamente sigue luciendo en las calles me llevó hacia el interior de la zona del Cerro de los Gamos donde me sorprendí leyendo un enorme cartel explicativo que informa de que el Ayuntamiento ha cedido ese terreno donde se encuentra el cartel para la construcción del centro de salud Pozuelo 4. Me chocó. Primero porque soy vecino de la zona y nunca me había detenido a leerlo aunque tiene pinta de llevar allí mucho tiempo. Segundo, porque pensé que un centro de salud habría sido mucho más útil que un parque tan rococó como el de las Cárcavas.

Entre que la curiosidad me pica más que los mosquitos y que Internet es una fuente sin fondo, me puse a buscar algún rastro de cuánto tiempo lleva allí ese cartel. Quería saber cuándo se anunció un centro de salud a los vecinos que nunca llegará. Lo encontré. Fue en el año 2005. Era época de vacas gordas. Había dinero para parques de 10,5 millones de euros. Incluso para carteles que anunciaban centros de salud que nunca se construirían. Después llegó a Pozuelo la crisis y, sin transición, el escándalo Gürtel con la dimisión del alcalde. Eso fue en la primavera de 2009. Ha llovido mucho. Y ahí sigue el cartel, anunciando un centro de salud que nadie construirá. Como si el futuro de Pozuelo se hubiese congelado.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.