Crisis

Por el feb 9th, 2011 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Si alguna palabra consigue, al menos, preocuparnos
cuando la oímos, esa es la palabra crisis. Y es una palabra
griega cuyo significado, bastante desconocido es:
oportunidad. Aunque de esa crisis que ha llenado nuestras
vidas de desempleados, no voy a hablar.

El pasado 27 de Enero, estuve por primera vez en este
pueblo mío, en un Pleno Municipal. Y he de reconocer que
me gustó. Aunque tan solo fuese porque me di cuenta de
la cantidad ingente de CRISIS que hace falta en la política
municipal.

El murmullo, fue generalizado. La tónica general
fue de preguntas aburridas, plomizas, largas y facilonas
de contestar. Se echó de menos algo de picante, de
preguntas incómodas, en una palabra muy democrática,
de DEBATE. Que los concejales de un mismo partido, es
este caso del PP, contesten a preguntas enunciadas hace
ya bastantes días o en plenos anteriores; ¡vamos que, si
quieren, tan solo tienen que leer lo que su ayudante les
puso en la hoja!.¡Lástima de los debates enardecidos y
frescos!.

Y que decir una de nuestras queridas concejalas, que
estuvo al menos veinte sorprendentes minutos-al menos-
hablando por el teléfono móvil durante el Pleno. Gran
ejercicio de responsabilidad. Tampoco quisiera olvidarme
de nuestra despechada concejala del Grupo Mixto. Si va a
los plenos para que la vean, lo consigue. Se lo prometo.

Así pues, de verdad creo que hace falta una gran
renovación dentro de la política municipal. Hace falta
que la crisis se lleve por delante a todos los que sabemos
todos, que deberían de cambiarse, de traer caras nuevas,
con nuevas ideas, con nuevos aires frescos. Que dejen su
sitio que piensan que les pertenece de por vida y se vayan
a ganarse el pan, a otro lugar donde se los valore en su
justa medida. Que dejen de ponerse en la foto, que debería
de haber sitio para esas nuevas caras.

La política debería de ser ponte tú, que me quito yo.
Desgraciadamente es todo lo contrario. Se aferran al sillón
como si la vida les fuese en ello (¿será por eso?), y como
en las fiestas del pueblo antiguamente, cuando yo era un
chavalín de Pozuelo, se ponen sus mejores trajes para ver
si les apuntan otra vez, al carro de las listas electorales.

¿Y que a mi me gusta la crisis?.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.