Anticiparse a la ley de Transparencia

Por el may 23rd, 2013 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Dentro de poco más de seis meses la transparencia de las administraciones será una exigencia legal. Por eso, quienes esperen hasta esa fecha para abrir las puertas y ventanas de sus administraciones está perdiendo un tiempo precioso para demostrar que no tiene nada que ocultar y que, por eso, no precisa de una ley para acristalar su ayuntamiento.

Trasteo en algunas web y descubre que el alcalde de Majadahonda es uno de los pocos políticos que ha decidido tomar la delantera. En unos pocos clicks averiguo que tiene dos pisos, que se licenció en Ciencias de la Información y que cobra algo más de 73.000 euros al año. Incluso sé que tiene acciones de Bankia y pienso que se estará lamentando de haberlas comprado.

Lo mismo sucede con el resto de concejales, cuyos bienes, retribuciones y curriculum es accesible con un sencillo clikc. No es ningún regalo a los vecinos. Tan sólo la inteligente toma de posiciones ante lo que dentro de poco más de medio año será una obligación legal.

Luego salto a la web de Pozuelo. Encuentro el curriculum de la alcaldesa con un resumen sobre su formación académica y su trayectoria política, pero nada de sus bienes o sus retribuciones ni sobre si tiene algún otro cargo. Tampoco nadie de su equipo de Gobierno aporta información añadida a un sucinto CV. No tienen por qué. La ley de Transparencia todavía no está en vigor. Y, sin embargo, cada día que pasa es una oportunidad perdida para demostrar a los vecinos que nada tienen que ocultar y la transparencia es, antes que una ley, un impulso por recuperar la credibilidad de la política y de las instituciones.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.