Ajenos a la realidad social

Por el abr 17th, 2013 y publicado en Opinión. RSS 2.0.

Si el ciudadano hace el sano ejercicio de darse un paseo por la web municipal, basta pasearse un momento por ella para darse cuenta de que los equipos municipales de comunicación se esfuerzan en transmitir una imagen de un Pozuelo idílico. Un pueblo en el que cada vecino centenario recibe la visita de la alcaldesa y no hay causa justa que no tenga su convenio con la Casa Consistorial. Un Pozuelo de coches caros y jardines por doquier, de piscinas y campus universitarios maravillosos.

Y, sin embargo, la realidad, toda la realidad, es otra. La realidad es que buena parte del equipo de gobierno municipal se asoma a las páginas de MIRADOR para saber lo que de verdad sucede en el municipio; bien porque los medios oficiales no lo cuentan o porque lo hacen con un filtro tan oscuro que parece imposible reconocer la realidad.

Sólo así se entienden compatibles en la portada de MIRADOR que el Ayuntamiento presuma de haber tenido un superávit de 9 millones de euros mientras niños de Pozuelo sólo comen caliente cuando van al colegio. No lo dice esta malvada publicación, sino algunos profesores que entienden que no se puede seguir mirando hacia otro lado cuando se sabe que hay casas con las neveras vacías.

Son los mismos maestros denostados por Esperanza Aguirre los que, derrochando su tiempo, están moviéndose para alargar los brazos de la solidaridad. Los mismos los que están buscando la forma de que la crisis no castigue a los más débiles, a los niños. No estaría de más que quienes gestionan los dineros públicos se echasen una mano.

Mirador de Pozuelo. Copyright 2005-2010. Todos los derechos reservados.